miércoles, 3 de diciembre de 2014

DÍA DEL MÉDICO



POEMA CONJETURAL DE RAMÓN CARRILLO
Para Ramón Carrillo y Jorge Luis Borges, in memoriam

Zumban los mosquitos en el ocaso;
en Belem do Pará no hay viento… solo lluvia
que acompaña mis recuerdos;
los insectos, dispersos por el aire
tienen su victoria.
La enfermedad se impone; la muerte vence.

Yo que he visto  a lo largo de una vida
las oscuras gotas de tristeza de las madres
y que me he enfrentado con la parca
apenas con unas cuantas herramientas;
yo, que vencí al paludismo y construí hospitales
con el corazón acribillado de tanta desesperanza,
enfermedad y dolor, angustia y muerte,
me atrevo a levantar mi  voz picante y subversiva
y decir que muchas veces me he puesto la ropa de combate
(que es tan igual y diferente a la que uno usa en el quirófano)
para salir por los confines de mi tierra
y llevar un poco de esperanza.
Yo, que creía ser otro, ese otro que algunos ángeles
y muchos demonios llevan en su aliento
pero que no pueden reprocharme
que no haya cumplido con mi juramento,
al fin y al cabo descubro la recóndita cifra
que guarda la suerte de Ramón Carrillo;
en este crepúsculo amarillo
llego a la eternidad insospechada
porque cuando una vida termina
un círculo se cierra.
¡Que importa si muero oscuramente
en un lugar que habita el fin del mundo!
Yo sé que mucha, mucha gente,
recordará mi nombre y lustrará mi estirpe
y que yo sentiré que nada ha sido en vano.

Siento el aliento de la muerte
que me busca,
la oscuridad que llega
y ese dolor que me destroza el pecho
sin que la historia pueda detenerlo.

domingo, 9 de noviembre de 2014

ESPERA (Poesía ilustrada)



"Espera" (Óleo sobre tela, 45x65 cm) Liliana Marescalchi

"Espera" (Poema inspirado en el cuadro) Antonio Cruz.

martes, 28 de octubre de 2014

POEMA







La misión del poeta
es crear poemas que perturben
y conmuevan;
es decir palabras
que te ayuden a salir
del laberinto
porque quien abraza
la poesía
no es otra cosa
que un exterminador
de nostalgias.  

martes, 9 de septiembre de 2014

Poema




La danza de fantasmas,
las voces silenciosas
del pasado
y en el desvelo,
intuir el poema.

Esta noche,
perseguiré la palabra precisa
hasta encontrarla.

Es asombroso cómo el ego
transita laberintos
en procura de apresar lo sublime.




domingo, 25 de mayo de 2014

SAUDADE




                                      Fotografía: Siesta de otoño (Antonio Cruz)


La siesta huele a otoño

es decir, a melancolía.

Me refugio en la poesía

porque en la palabra

vive lo sagrado.

Fantasmas invisibles,

rostros borrosos,

soledad, nostalgia, desvarío

y por ahí, anda mi soledad

tristeando bajo el tímido

cielo de mayo.


Uno tan solo escribe

acerca de aquellas cosas


que atesora el alma. 






miércoles, 14 de mayo de 2014

DIECISIETE HAIKUS PARA UN DÍA DE MIÉRCOLES



I

Hieren la tarde
feroces los silencios
de mi nostalgia


II

Gris y sombrío
el otoño atardece
hecho recuerdo


III

Oscuro ocaso
callado su murmullo
lleno de ausencia


IV

Tarde de otoño
amarilla congoja
penas antiguas


V

Gris y amarillo.
Un derrumbe de sueños
en el otoño.


VI

Piadosa y triste
la tarde se resbala
hacia la noche.


VII

Árboles mustios
hojas amarillentas.
Llega el otoño.


VIII
Visten otoños
los árboles desnudos
como mis sueños.

IX
Sueño y nostalgias
en grises y amarillos.
Tarde de otoño.

X
Ramas desnudas,
los árboles sin hojas,
tristes espectros.


XI

En el silencio
de mi calle quieta
duerme el otoño.


XII

En mi ventana
rumor de gotas tristes.
Tarde de otoño.


XIII
Congoja oscura.
Amargos son los surcos
de la nostalgia.


XIV
Cárcel plomiza,
la tarde cenicienta
y el desamparo.


XV
Siesta de otoño
preñada de misterios
y soledades.


XVI
Día de otoño
hojas amarillentas
y penas grises.


XVII
Viste al silencio
el murmullo del río.
Todo es saudade



domingo, 20 de abril de 2014

LUNA ROJA







Una sucesión de historias

que muchos podrán leer

pero que muy pocos

podrán conocer con certeza absoluta.

De eso se trata el pasado;

de escalar las escarpadas laderas

de la noche

para acechar la luna roja

y en ese ascenso, descubrir que sigues vivo.





jueves, 9 de enero de 2014

Llajtay




                                         
                                                       Llajtay (Pintura de Emilia Carrillo)   




LLAJTAY
(Tierra mía)

Escondida en los montes,
sumergida
en el azul sin fin del cielo,
sudorosa
bajo soles eternos,
furtiva
detrás de algún quebracho,
en un silbo acongojado
o en un rostro de cobre veterano en arrugas
vive el alma irredenta

de Santiago del Estero.

Del libro "Áshpa Súmaj" (2003)

lunes, 6 de enero de 2014

ESPECIAL REYES MAGOS

 
 
 
 





Los dioses impotentes

 

Los Reyes Magos quisieron ir a Siria para salvar a los niños del infierno. Los rivales no lo permitieron y los dioses fueron impotentes.

 

 

 

Interrogante

 

Con el kalashnikov preparado, un niño etíope le pregunta a otro: ¿Qué es un rey mago?

 

 

 

Reyes magos

 

El niño despertó con las primeras luces del día. Apenas despejó su mente, recordó que era noche de reyes y corrió a ver que le habían dejado en sus zapatitos. Decepcionado, volvió a la cama. No habían dejado nada. Afortunadamente, los otros niños del orfanato seguían durmiendo.

 

 

 

Memorias

 

Cuando entré al quirófano, sentí un extraño escalofrío. Estaba todo preparado, así que comencé la cirugía… No duró mucho. El niño, de cuerpo frágil, no soportó semejante herida. Impotente, me quise ir de allí. Antes pregunté a una de las enfermeras qué había pasado. Él y sus dos hermanos habían sido baleados por la policía algunas horas antes. Aparentemente querían robar en una juguetería. Me di vuelta, miré la cara del niño muerto. Vi que no tendría más de diez años y tomé la decisión. Nunca más empuñé un bisturí. Lo recuerdo muy bien porque era la madrugada de un seis de enero.

 

 

 

Paro

 

Ya casi amanecía cuando me venció el sueño. Me despertó mi madre a los gritos para que fuera a ver qué me habían traído .los Reyes Magos. De pronto tenía entre mis manos una hermosa  computadora de juguete. Sin desayunar, salí disparado para mostrarle mi regalo a Luís, mi amigo del departamento del frente. Lo encontré con cara triste y las lágrimas pugnado por salir de sus ojos. «Mi papá me explicó que cuando los padres están sin trabajo los Reyes magos no pasan» me dijo. Ese día jugamos durante muchas horas con mi computadora de juguete y yo dejé de creer en esos reyes crueles que ignoraban a los niños cuyos padres están desocupados.

 

 

 

Apocalipsis

 

Melchor y Gaspar, en sesión antidemocrática, decidieron que el encargado de las justificaciones sería Baltasar. El pobre, se pasó toda la noche visitando las casas humildes de numerosos barrios de la ciudad irredenta… (hasta tuvo que hacer un arreglo con Cronos para que estirara el tiempo). Tuvo que explicar a padre por padre, madre por madre, tutor por tutor qué, debido a la inflación descontrolada, la corrupción imperante en algunos sectores, el aumento de presupuesto de la obra pública, el incremento en la dieta de los políticos y jueces y algunas otras razones, ese año, no podrían dejar los juguetes solicitados por los niños. Luego, cuando amanecía, se bebió varias ginebras en un bar y se descerrajó un balazo. Melchor y Gaspar, profundamente conmocionados decidieron dejar el negocio. Es por aquello, ocurrido hace tantos años, en la tierra, que los niños, que han logrado escapar de ella antes del apocalipsis nuclear, no creen en los reyes magos.