martes, 8 de marzo de 2011

CARTA PARA TERE






                                                                         (Para Teresita)


A veces, cuando el insomnio

me consume

pienso en los gritos silenciosos

que te habitan

y en tus heridas que no cierran.



Madurar en este mundo es doloroso.

No es fácil salir del laberinto

cuando uno viaja solo.



Pero hay tiempo todavía.

Guarda sueños en tu bolsa de viaje,

sobrevive a base de ilusiones,

despójate de todas tus nostalgias,

no dejes que lo oscuro te consuma;

es mejor que tu espíritu se inflame

de ese relámpago que todo

lo ilumina.



Un ángel se llenará de gozo

por la buena nueva.

4 comentarios:

  1. Todos deberíamos saber hablarles de esta fantástica forma a nuestros hijos.Soberbio poema. Gracias Toño.

    ResponderEliminar
  2. pa hermoso!!!!!me emociono profundamente....quizas sea por el momento que estamos atravesando....TE AMAMOS.beso

    ResponderEliminar
  3. Hoy leí este bellísismo poema/consejo. Me llena de satisfacción arribar a través de las letras al verdadero sentimiento humano. Felicitaciones. Eduardo

    ResponderEliminar