martes, 13 de julio de 2010

CUADERNO DE MICRORRELATOS




ÇEn el día de la fecha, el taller de impresión me entregó mi "CUADERNO DE MICRORRELATOS"... Un nuevo hijo cuyo ISBN es 978-987-05-8459-9. Esta obra, que pasa a engrosar mi producción literaria, se trata de una edición artesanal y limitada a 100 elemplares, que reúne 55 microrrelatos (número absolutamente cabalístico). Les adelanto en esta nota la tapa y tres micros







PALABRAS DE SOBREMESA

La charla venía larga. Al borde del hastío le pregunté: “¿Qué es el infierno?”
Me miró profundo y contestó “El infierno es haberse enamorado de la mujer equivocada”.
Impactado atiné a balbucear “Y entonces… ¿Qué es el paraíso?”
Su respuesta terminó de derrotarme: “El paraíso es estar en el infierno y que, cuando comienzas a perder la esperanza, aparezca la mujer adecuada, te rescate y te devuelva a la vida”.



CARTA
Muy señor mío:
Gracias por su conceptuosa carta. Gracias también por el hermoso ramo de rosas que desgraciadamente tuve que devolver ya que no puedo aceptarlo.
Indudablemente, cualquier mujer de la tierra se sentiría halagada por sus palabras ya que usted es muy lisonjero conmigo. Es verdad que nuestra conversación de anoche, después de la cena, fue muy agradable y me gustó mucho, pero cuando dice que le parecí una mujer hermosa y atractiva está siendo generoso en demasía; más aún cuando sostiene que soy sensual y seductora. Nada más alejado de mí. Pero cuando me describe como una joven y atractiva dama me parece que se equivoca demasiado.
Lamentablemente debo declinar su ofrecimiento a beber una copa. Debo recordarle que soy una mujer de 70 años pero usted en la fiesta de anoche, estaba muy borracho como para darse cuenta de ello.



RÉQUIEM
Fue una muerte limpia. Casi podría decirse aséptica. La bala, pulida y perfecta penetró en el pecho dejando nada más que una delicada perforación en el tórax. El héroe se desplomó lentamente, con elegancia plástica mientras ángeles y arcángeles entonaban un réquiem gregoriano y polifónico. Una muerte totalmente diferente a las sangrientas, groseras e impúdicas que contemplamos actualmente en miles de páginas de Internet; una muerte distinta a la del espectáculo cotidiano; una muerte sin la obscenidad que se describe en los noticieros televisivos acostumbrados a llenar las pantallas con sangre roja y chorreante.
Una muerte limpia y aséptica.
Seguramente por eso, el responsable de la muerte gritó ¡“Corten!… Rodamos de nuevo” y se encaró con los muchachos de “efectos especiales” para reclamarles que necesitaba más sangre en escena para poder cautivar a los espectadores del mediocre film que dirigía.

6 comentarios:

  1. Gracias Fabi. Retribuyo su abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Felicitaciones por su nuevo libro!!!
    es siempre un placer leerlo

    ResponderEliminar
  3. Estimado colega:
    Felicitaciones por su publicación. ¿Quién sabe los derroteros que esperan a esos libros que ahora ven la luz? Los leerán hombres, mujeres, niños, en casas, trenes, parques, mientras llueve, nieva, reluce el sol. Siempre es un regalo un nuevo libro, para toda esa porción de la humanidad que anhela un nuevo mundo.
    Muchas gracias en su nombre,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  4. Diana: gracias por tu comentario. Me llena de satisfacción.
    Pablo: Tus palabras son muy emotivas y me llegaron al alma. Te mando un abrazo sincero.

    ResponderEliminar
  5. Ingenio e ironía, dos características fundamentales para microcuentos realmente logrados. Te felicito Antonio,por este libro. Es una contribución para tus lectores. Abrazos

    ResponderEliminar