martes, 3 de julio de 2012

JULIO DE 2009





                                                  Mientras la ciudad duerme (Fotorafía de A. Cruz)


Como siempre ha sucedido,
los astros surcan
la bóveda celeste.

En el rincón más oscuro del insomnio,
con hermética alquimia,
construyo mi templo
de palabras.

Mientras entrelazo letras
y preparo mi emboscada
para el alma,
ruego a todos los dioses
para que nunca permitan
que el caos
sea ideograma de mis pensamientos
y la certera mano del silencio
no me alcance.

De "Poesía para el tercer milenio" (Inédito)



1 comentario:

  1. Antonio:
    Muy valedero lo que dices, nada es peor que quedarse en vela toda la noche y no sacar nada en limpio cuando nos gana el sueño.
    Por fortuna, es horario pródigo para la imaginación y siempre una idea llega a surgir, al menos...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar