sábado, 3 de septiembre de 2011

TANGUEDIA









Surcas la noche con aires de tragedia;
la nostalgia te acompaña fiel, apasionada
como el abrazo sensual que te distingue.

Son de roncos tambores te acunaron;
el teutón bandoneón te identifica,
cárcel de negros, prisión de sentimientos,
sensualidad prostibularia....
No sé por qué
te atribuyen dos por cuatro
si en tu corpus habitan cuatro cuartos.

Compadritos de alma guapa te guardaron
bien adentro de la sangre
y tu nota de arrabal mistongo
supo acunar peleas de malevos.

Sos bacán milonguero,
percanta de arrabal ilusionada
sos calle de suburbio y nostalgiosa esquina,
fueye, bulín, dolor, congoja y puro sentimiento.

Sos el alma mestiza del Río de la Plata.


Imagen recuperada de Internet



4 comentarios:

  1. Gracias Maxi. Un abrazo noctámbulo e insomne.

    ResponderEliminar
  2. Buscando qué leer, he llegado a este poema...
    Qué precioso!!

    Un abrazo,

    A.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por leer y comentar Andrea. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar