miércoles, 27 de octubre de 2010

THE DEFEATED FROG








Cierro los ojos y me afirmo
en la palabra, que todavía me sostiene;
hablo sin parar, esgrimo argumentos,
pido explicaciones;
al final vence tu silencio que revela,
sin palabras, tu abandono.

En el borde más ardiente de la siesta
una sirena aúlla y su alarido suena a
“Estás perdido, viejo…”
Perdido,
aturdido,
jodido…
derrotado.

Te despedís con un abrazo
y te vas con tu silencio a cuestas
arrastrando el desamor sin indulgencia;
me hundo en el laberinto espeso de la tarde
con un grito apagado en la garganta.

Uno puede morir en cualquier día
y además… de tantas formas, pienso.

Me detengo; lleno de aire los pulmones,
"mejor un buen poema que la muerte",
me digo
y como una rana derrotada
pero aún viva
camino en dirección a casa.

                                                        (2005)

2 comentarios:

  1. Excelente Rana derrotada

    ResponderEliminar
  2. Esta parece una rana derrotada pero se asemeja mucho a una rana sobreviviente.

    ResponderEliminar